Pilates Para Embarazadas

Con el Pilates para embarazadas fortalecemos la barriga, la espalda y los músculos del suelo pélvico, que son las áreas que pueden causar problemas durante el embarazo y después del parto. Por lo tanto, es un gran ejercicio para hacer cuando estás embarazada, aunque algunos de los ejercicios tendrán que ser modificados a medida que se acerque la fecha de parto y, en todo caso, monitorizados por tu médico y entrenador de pilates.

Encontrar Un Buen Instructor

Antes de nada, consulta con tu médico o matrona.

Si nunca has hecho Pilates antes, será importante que encuentres una clase de Pilates prenatal o un instructor que pueda darte mucha atención personalizada. No es recomendable que empieces a hacer Pilates por tu cuenta, si no has trabajado ya con los fundamentos.

Pilates Para Embarazadas

Si ya tienes conocimientos de Pilates, lo ideal es que tomes una clase de Pilates prenatal o que trabajes directamente con un entrenador. Sin embargo, hay una serie de DVDs, videos y libros disponibles, que pueden ayudarte en la práctica de este deporte.

¿Qué Pasa Si No Has Hecho Pilates Antes?

Antes de probar el Pilates, asegúrate de que puedes encontrar los músculos del suelo pélvico. Si puedes hacer una buena contracción del suelo pélvico, obtendrás más de tus sesiones de Pilates. Si no puedes encontrarlos o sentirlos, pide ver a un fisioterapeuta antes de comenzar a hacer Pilates.

Prueba el siguiente ejercicio para ver qué tan buena es tu estabilidad central. Es posible que tengas que probarlo unas cuantas veces antes de acostumbrarte a él:

  1. Ponte de rodillas. Alinea las manos bajo los hombros y las rodillas bajo las caderas. Manten tu espalda plana. Intenta hacerlo junto a un espejo, para que puedas comprobar tu posición.
  2. Inspira y, a medida que espires, aprieta los músculos del suelo pélvico. Al mismo tiempo, tira del ombligo hacia adentro y hacia arriba.
  3. Intenta mantenerlo durante 10 segundos. Continúa respirando normalmente durante la compresión y manten la espalda quieta.
  4. Relaja los músculos lentamente al final del ejercicio.

Si puedes realizar este ejercicio fácilmente, y repetirlo 10 veces, los músculos del suelo pélvico y el núcleo de la barriga funcionan bien. Este ejercicio es seguro para realizarlo en cualquier etapa del embarazo.

El Pilates mejorará tu estado de ánimo y tus niveles de energía. Elige una clase prenatal, si puedes, y recuerda que, una vez que estés en el segundo trimestre, debes evitar hacer ejercicio sobre la espalda. El peso del útero puede presionar la vena cava, que es la principal vena que lleva la sangre de la parte inferior del cuerpo al corazón. Comprimirla puede interferir con la circulación tanto tuya como del bebé.

Preguntas Frecuentes Sobre Pilates Para Embarazadas

¿Por qué el Pilates es bueno para el embarazo?

Hacer Pilates es un entrenamiento de bajo impacto perfecto para el embarazo (siempre que tu médico te dé la autorización para hacer ejercicio), ya que aumenta la flexibilidad y el equilibrio y evita el dolor de espalda al fortalecer el suelo pélvico y los músculos abdominales, que sostienen la columna vertebral.

¿Es seguro empezar a hacer Pilates durante el embarazo?

El pilates es un ejercicio seguro, pero la intensidad debe ser menor para evitar que la temperatura corporal y la frecuencia cardíaca se eleven demasiado, ya que esto puede aumentar el riesgo de aborto. Incluso en el primer trimestre (1-12 semanas), la cantidad de ejercicios abdominales de «sentarse» debe reducirse.

¿Qué ejercicios de Pilates son seguros durante el embarazo?

5 Ejercicios de Pilates que se deben evitar durante el embarazo

  • La lista del pecho. Después del primer trimestre, debes evitar los ejercicios que requieren que comprimas tu cavidad abdominal
  • El Roll-Up de Pilates. Después del primer trimestre, este ejercicio puede ejercer demasiada presión en la pared abdominal
  • El Criss-Cross
  • El Nadador
  • El Tablón de Pilates

¿Qué ejercicios deben evitarse durante el embarazo?

Evita las poses de yoga, los abdominales y cualquier otra actividad que requiera estar acostado boca arriba más de un par de minutos. Además, si visitas las montañas mientras estás embarazada, mantente por debajo de los 6.000 pies cuando hagas ejercicio.

Centros Especializados en Pilates para Embarazadas

ANDTAICHI